“De no ser síndrome de Down, yo sería un ser más gris”

 In Noticies

Foto.Pablo Pineda.

RAFAEL J. ÁLVAREZ

El Mundo

19/04/2016

PRIMERA VISTA Tiene los ojos de un síndrome y la lengua de una solución. Tiene un cerebro con los pliegues del talento y una cuenta pendiente con el cromosoma. Tiene un down sin w / ¿Don Miguel, soy tonto?, le preguntó al maestro una tarde de Primaria nada primaria. Unos padres sin gueto y una vida de palabras, lectura y calle llevan 40 años respondiendo que no / Hizo Psicopedagogía, se diplomó en Magisterio, ha escrito dos libros, es consultor en el Area de Diversidad de la Fundación Adecco y ganó un Goya por parecerse un poco a sí mismo / No todos los Down son iguales. Nosotros, en cambio, tampoco / Pablo, el capacitado distinto.

1.- ¿En qué es usted un 33% menos y más que yo?
Soy un 33% más en capacidad de amar y empatizar. Sin embargo, a la hora de cantar, tengo un 33% menos de capacidad que tú seguro. O de bailar. Soy horroroso. No te voy a decir dónde tengo el ritmo…

2.- ¿Se liga mucho siendo usted?
Bufff… Yo ligo menos que la mayonesa. No ligo. Y mira que tengo oportunidades, porque conozco muchas chicas. El problema es que las chicas se cohiben. ¿Sabes por qué? Porque yo piropeo. ‘Qué guapa eres…’. Se ponen rojas como tomates, se violentan. La espontaneidad de los síndrome de Down les corta. Les para. (¿Ha probado a ser más sutil?) Lo he probado, pero es muy difícil. Los síndrome de Down no podemos ser sutiles. Intento a ver, a ver, a ver y de repente… ¡uhaaaa! (¿Y le gustaría enamorarse de una chica con síndrome de Down?) Lo voy a decir bien claro: me gustaría enamorarme de una chica, independientemente de que sea o no síndrome de Down. El problema con las Down es que a veces me doy cuenta de que por la educación sobreprotectora de los padres, hay un escaloncito que no superamos. O yo soy un repelente niño Vicente o ellas no me pillan.

3.- Maestro, ¿los colegios que separan a los chicos de las chicas enseñan Historia o Prehistoria?
Prehistoria total. Parecen el Pleistoceno. Inferior, además. Una institución que segrega vive en el Pleistoceno. Si algo caracteriza la sociedad de ahora es la unión, el mestizaje, la inclusión. Si segregas vete a las catacumbas. Prefiero gente que vive en el siglo XXI. Lo que peor llevo es que las instituciones que siguen en el Pleistoceno las subvencione el siglo XXI. ¿Qué pasa, que el siglo XXI sigue en el Pleistoceno o al revés?

4.- Subnormales, deficientes, tontos… ¿Qué hay detrás del lenguaje?
El lenguaje configura el pensamiento. Cuando alguien dice subnormal, tonto, deficiente o desfasado está diciendo lo que está pensando de esa persona. El lenguaje no es baladí. Hay que renovarlo. Y sobre todo, los medios de comunicación. Decís: ‘Sufre el síndrome de Down…’. Ese lenguaje negativo cala en la población. No somos discapacitados, somos personas con capacidades especiales. Porque lo somos. Cuando era pequeño alguna vez oí decir de mí que era mongólico. ‘Mira el mongólico ése’. A mí no me gustaba nada. Me enfadaba un montón. Por fortuna, ya no se usa.

5.- ¿Cuál es nuestro síndrome?
El síndrome de la falta de empatía. No escuchamos a los demás. Vamos con orejeras. Las nuevas tecnologías no ayudan. Falta comunicación y empatía. Ese síndrome va en aumento. Ojo con eso, porque las intolerancias pueden venir por ahí.

6.- ¿Por qué habla usted mejor de lo que pensamos?
Porque soy un poquito repelente. He leído mucho y uno va adquiriendo vocabulario. Además, en casa siempre hemos hablado. Yo me tiro horas y horas hablando en casa. Eso ayuda. Estimulación intelectual, lingüística, mi actividad de conferenciante con la Fundación Adecco… Tengo soltura. Por eso la sociedad se sorprende cuando me escucha. ¿Sabes por qué? Porque hay un estereotipo. Los Down apenas hablan y se ha creado un estereotipo:éste niño no va a aprender a construir un discurso. Me escuchan a mí y ¿quéééé? ¿Este tío qué es, un síndrome de Down o un marciano?

7.- Si yo le digo ‘amniocentesis’, ¿usted qué me dice?
Buff… Es la peor prueba que hay en este mundo. Es como si tú le dices a la madre: ‘¿Cómo quiere usted a su hijo? ¿Lo quiere así o así?’. No. El hijo no es un plato, ni un menú. El hijo es su hijo. Y lo tiene que aceptar tal como es. Aun si esa prueba hubiera existido, mi madre no se la habría hecho. Porque veía que yo era su hijo. Y quería apostar por mí. La amniocentesis no debe existir, la madre no debe escoger a sus hijos. A las mujeres nunca hay que juzgarlas, cada una tiene sus circunstancias. Pero se toman decisiones demasiado a la ligera. ¿Síndrome de Down? Pum, aborto. Va asociado. No piensan en lo que podemos aportar. Joder, la madre tiene que pensar en esa decisión tan brutal.

8.- ¿De qué color es la España que hace chistes con los síndrome de Down?
Negro. Tan negro como el Estado Islámico. Pero sin simbología árabe. Es la típica España negra. La que se mofa, la intolerante, la España peor. Si yo oyera a alguien contar un chiste así, le diría que está haciendo un flaco favor a los que le rodean.

9.- ¿Por qué tanto esfuerzo en la independencia y tan poco en la dependencia?
Je, je… Cataluña se esfuerza en ser independiente.Pero al final nadie es independiente. Cataluña es la comunidad donde más conferencias he dado. Aquello es mestizaje puro y duro. Es impresionante. Cataluña quiere ser independiente y ahora es el foco donde se vigila el Estado Islámico. ¿Por qué? Por la cantidad de inmigración árabe que hay en Cataluña. ¿En qué quedamos? ¿Puede ser independiente? ¡Si hay andaluces, extremeños, árabes… de todo menos catalanes! (Bueno, hombre, algún catalán hay…) Hay, claro que hay. Pero hay una mezcla increíble. Gente latina, árabe…

10.- Profesor, ¿qué nota han sacado Rajoy, Sánchez, Iglesias y Rivera?
A Rajoy le pondría un 2. Está más inactivo que una boya en el mar. No se mueve el tío, eh. No mueve ficha, ¿pa qué? Se queda ahí. A Pedro Sánchez, un 5 raspadito. Por lo menos se mueve. A Pablo Iglesias un poquito menos. Me hace gracia, pero no, no. Pablo Iglesias suspende por dogmatismo. Rivera también se mueve. Ha dado un paso al frente, ha hecho un acuerdo con el PSOE con medidas concretas. Un 6 está bien.

11.- ¿A qué tiene miedo?
Yo tengo miedo a la indiferencia, a la soledad impuesta. Que nadie tenga interés por ti. Eso es lo que más temo. Me da mucho miedo. Lo he vivido alguna vez. Ese ninguneo, no querer saber nada de ti, no hacerte caso… Es un vacío enorme.

12.- Si usted ahora se volviera a preguntar si es tonto, ¿qué se respondería?
Me diría que tonto no soy, pero demasiado listo tampoco. No hay que pasarse. Sé cosas, tengo un buen vocabulario, don de gentes, ja, ja… No soy Einstein, las cosas como son. Compararse con alguien superior no es bueno. Hoy la pregunta sería: ‘Don Miguel, ¿podría hacer más de lo que estoy haciendo? ¿Alguna vez la sociedad me verá cogido del brazo con una buena chica?’.

(+1) ¿Le hubiera gustado no ser Down?
Es una pregunta muy profunda. Yo me siento orgulloso de ser Down. Ser Down es bueno. De no ser Down sería un ser más gris, más anodino, que habría pasado por muchas menos experiencias de las que pasé siendo Down. Si no fuera Down no sería tan empático, tan defensor de las causas perdidas… del Málaga o del Oviedo, ja, ja. Me iría con el Madrid o el Barça, a lo que todo el mundo va. Y no. Yo quiero seguir siendo un ser único. Ese ser que sigue luchando por lo que piensa y lo que siente.

Contacte amb nosaltres

Escriu-nos i et contestarem el més aviat possible! :)

Not readable? Change text. captcha txt